Archive | enero 2012

LA IMPRENTA CAMBIÓ EL MUNDO. ¿LO CAMBIARÁ TAMBIÉN LA RED?

Gracias a que Gutenberg había inventado la imprenta cuando Martín Lutero escribió sus 95 tesis, pudo colocarlas en los portales de todas las iglesias alemanas y se produjo una conmoción en el mundo; de otro modo, nadie se habría enterado.

¿El pasaje de la impresión en papel a la red de internet podría producir un salto semejante?

Un factor en contra de que esta nueva forma de comunicación tenga el mismo efecto podría ser el exceso de información que circula por ella.

Esto podría hacer que el conocimiento y la información lleguen confundidos al observador, diluyéndose el primero en la cantidad masiva de datos. No sólo porque la cantidad esconda lo esencial, sino porque se llegue a sentir incluso que el conocimiento son los datos, consiste en estos, de modo que se crea que es cultura lo que es información.

Quizás la insistencia en una línea significante, vale decir la repetición de lo mismo, ya sea un  tema o una forma estética, pueda impactar realmente en ese observador, atravesando la confusión y el ocultamiento del bosque por los árboles, como en la tragedia de Shakespeare.

Anuncios

LA DENUNCIA DEL “OKUPA GLOBAL”: “Hay algo podrido en Dinamarca”.

El movimiento de protesta de los Indignados se debe a:

1. ¿Una reacción irracional  en que se pide la democracia que ya se tiene?

2. ¿Una crítica socio política?

3. ¿Una reacción biológica de la sociedad insatisfecha?

Entre las respuestas que suelen barajar los analistas nos inclinamos por la reacción biológica, pero en un sentido simbólico.

Cuando se habla de causa biológica se quiere decir que hay entre los manifestantes una reacción visceral producida por una visión de las cosas que se hace sentir como cuando Hamlet sin poder expresarlo de un modo más concreto dice: —Hay algo podrido en Dinamarca, o también como en el Edipo de Sófocles: — Todo iba bien en Tebas y sin embargo el malestar crecía entre sus ciudadanos. Era algo inconsciente.

Todo va bien, la globalización funciona… Mmm… la democracia funciona, es el menos malo de los sistemas… Mmmm… la cultura funciona… Mmm. Sin embargo nos pasa como en Tebas y en Dinamarca, algo huele a podrido.

A esto se lo llama biológico, creemos que con razón, pero en un sentido más simbólico.

Es “biológico” porque se parece a una falla en el metabolismo celular que se expresa en todos los lugares del cuerpo social. Se lo podría llamar un factor estructural como es el orden simbólico en la sociedad.

Algo anda mal en el metabolismo de la célula social humanita y la denuncia del Okupa Global lo señala.

Desde el punto de vista de la teoría del significante podríamos decir que hay algo del orden de la psicosis, una falta de lugar para la dignidad en la sociedad que nos hemos dado y que habría que cambiar.

LA CALLADA POR RESPUESTA El caso de la banca

Se sabe que la banca ha hecho una macro estafa. Se sabe que los ciudadanos hemos hecho los primos y les hemos pagado para agradecerles. Se sabe que tienen que estar en la cárcel. Se sabe que tienen que devolver lo robado. Pero… como ellos callan. Callan como si no fuera con ellos. Los jueces prevarican y no los investigan. Los poderes políticos prevarican y no ordenan su investigación penal. Pero… como ellos callan. Callan como si no fuera con ellos…

¿Tiene tanto poder la negación de la palabra, el callar, para borrar la realidad?

Parece que es así.

Dejamos planteada la pregunta:

¿Por qué tiene tanto efecto para borrar el pensamiento y la memoria?

– Porque los pueblos somos infantiles y los niños son humanizados gracias a la palabra y esta conservará por siempre un poder demiúrgico sobre el inconsciente que hace sentir que lo dicho o lo no dicho no son un decir sobre la realidad ¡sino la realidad misma!

Si fuésemos adultos, maduros, no nos creeríamos los cuentos y ni su silencio; mientras tanto les seguiremos agradeciendo a los ladrones que no lo digan porque así podemos conservar nuestra ingenuidad y su agradable sensación de pureza. Alto precio por una ilusión de virtud moral.

¿QUÉ ESTRATEGIA DE COMUNICACIÓN? MOVIMIENTO EN FACEBOOK, DE DENUNCIA AL GOBIERNO ARGENTINO.

Imagen

Hace un mes escaso apareció en todos los medios españoles de forma muy destacada la noticia del descubrimiento de un mayúsculo yacimiento de petróleo en Argentina. A tal punto se difundió la noticia que cuando entré al bar de la esquina de mi casa en Madrid, el dueño me dijo con altas voces ante su clientela habitual: aquí está el millonario. Yo, siguiendo la broma le dije: ¿A cuánto me vendes el bar?

Según explicó por radio el presidente regional de Repsol YPF, con los resultados excelentes confirmados de las primeras prospecciones, el perfil de productor petrolero del país habrá subido sustancialmente de nivel en un futuro cercano, haciendo que no sólo cubra su autoabastecimiento sino que entre en el mercado de los exportadores importantes.

Se trata de los primeros 400 km2 de la superficie de 15.000 km2 de exploración planificada.

Lo sorprendente es que cuando hablé con mis familiares en el país para festejar la gran noticia, todos se quedaron con cara de tontos: no sabían palabra. La trascendental noticia había sido censurada.

Esto es motivo para una denuncia pública por ocultación informativa de importancia para el país en los portales sociales:

¿Por qué el gobierno oculta información a los ciudadanos sobre una situación esencial de interés público?

No hay más que una razón posible: ¡no tienen interés en que esto contribuya a la mejoría del nivel de vida de los ciudadanos!

Las razones son obvias y por ello es bueno dejar que las contesten los lectores.

No dejan que la gente lo sepa ya que no serán ellos los beneficiarios.

¿Si no serán ellos, quienes lo serán?

Es interesante dejar constancia de otro aspecto sugerente de estos hechos. En España, después de su cobertura masiva en los medios durante las primeras 48 horas no se ha vuelto a hablar del asunto ni una sola palabra.

Alguno que manda le dijo al gerente de la empresa española que chitón. ¿Por qué? – Ídem.