Archive | octubre 2011

EL PADRINO*

*Película de Ford Coppola

“Siempre quise ascender socialmente hasta llegar a un punto en el que todo fuera legal, pero mientras más subo más corrupción encuentro. Es peligroso ser honesto.”

ZIZEK CON LOS INDIGNADOS EL 9 DE OCTUBRE EN WALL STREET. 4 – “El sistema te obliga a corromperte.”

“Recuerden: el problema no es la corrupción ni la codicia. El problema es el sistema, que te obliga a corromperte. Hay que estar atentos no sólo de los enemigos, sino de los falsos amigos que están trabajando ya para diluir este proceso. Del mismo modo que uno obtiene café sin cafeína, cerveza sin alcohol, helado sin grasas, ellos van a intentar hacer de esto una protesta moral, inofensiva. Un proceso descafeinado. Pero la razón por la que estamos aquí es que ya tenemos suficiente de un mundo en que al reciclar una lata de Coca-Cola, o donar un par de dólares a una institución o comprar un cappuccino de Starbucks para que un 1% vaya a los niños hambrientos del tercer mundo, basta para sentirnos tranquilos. Hemos visto que se tercerizan el trabajo y la tortura, las agencias de matrimonios tercerizan nuestra vida sentimental, y ahora vemos que desde hace mucho tiempo nuestros compromisos políticos también se tercerizan. Queremos recuperarlos.”

EL ENIGMA DE LA IDENTIDAD EN “UNA HISTORIA DE VIOLENCIA “de David Cronenberg.

 He vuelto a ver esta excepcional película y me ha llamado la atención el desdoblamiento de la conducta del protagonista, un hombre normal, buen amigo, amante de su familia, sincero y cariñoso, que quince años atrás había sido el número uno de los asesinos de la mafia que al quedar al desnudo su secreta identidad,  vuelve a ejercer sus antiguas habilidades para preservar a su familia, matando a todos sus enemigos.

El explica a su mujer que ya no es el que fue, ese desapareció durante los tres años de retiro que pasó en el desierto. Después de eso quedó vacío, ya no sabía quién era, y volvió a ser alguien cuando la conoció.

Nos plantea un interrogante sobre la naturaleza de la identidad:

– ¿Es posible que el asesino que antes fue, haya desaparecido?

– Si fuera así ¿por qué mecanismo?

– Si realmente ha dejado de existir ¿Cómo es que puede volver a matar?

Desde el punto de vista psicoanalítico la mente está sujetada a la red de los significantes inconscientes que están en continua recombinación Por lo cual puede haber cambio en la estructura de la personalidad y en su correspondiente sentimiento de identidad.

Aceptando esto, cabe de la pregunta ¿Puede llegar a haber un cambio absoluto, radical, como  supone el protagonista?.

Es un punto problemático, pero puede haberlo en algunos casos extremos, y este es uno de ellos.

Podría volver a ejercer sus capacidades anteriores como una capacidad propia del entrenamiento.

Borges, en una historia, relata la relación entre un maestro y su discípulo.  El maestro se entera de que el discípulo en otro tiempo  mató a un hijo suyo.

Ante la confesión el maestro le dice al discípulo que él ya no es el hombre cuya mano sostuvo el puñal, y que si algún dolor tuviera  todavía por aquel hecho, el maestro lo tomaría a su cargo.

Esto puede parecer no muy humano, pero el significante que nos determina también puede no parecerlo y sin embargo está en nuestra naturaleza.

LA EPOPEYA DEL NACIMIENTO DEL NILO

África en el siglo XIX era como la luna en el siglo XX, una fuente de grandes pasiones.

El enigma geográfico del nacimiento del Nilo fue en este tiempo una pasión en la que muchos científicos y aventureros llevaban a cabo exploraciones en las que por lo general perdían la salud o la vida.

El gran entusiasmo por descubrir el lugar del nacimiento del Nilo es un buen ejemplo de la naturaleza pasional de humanito, por la que suele verse arrastrado a los más notables emprendimientos en su destino vital.

 

Hubo tres exploradores que lo descubrieron al mismo tiempo, pero en distintos lugares. Recién cuando se inventaron los aviones se develaría el misterio: El río surgía de la convergencia de tres fuentes de agua.

 

A tal punto la sociedad europea se vio enganchada en esta cuestión que, cuando alguien se refería a un enigma que no parecía tener solución se decía que estaba buscando el nacimiento del Nilo.