La mirada sobre sí.

 NinosMarketing635

Debido a una elaboración cultural de los últimos 30 años, el sujeto de las causas; la persona que ante sus propias acciones podía preguntarse a sí mismo por qué las había hecho; el ejercicio del pensamiento, que consistía en mirarse a sí mismo; ha desaparecido.

Después de este ejercicio sostenido a través del tiempo, la autocrítica para adentro  se ha convertido en el ejercicio de constatar si las propias conductas coinciden con las de una tablilla de marketing.

La belleza, por ejemplo, está codificada dentro de las formas del comportamiento. Vemos esas películas de la TV en que aparecen un ramillete de muchachas ´divinas´, encantadas de haberse conocido, todas espléndidas, rubias o morenas, todas sin personalidad propia.

Son como son, triunfadoras, bellas, con buena expresión corporal. Sin embargo, si miramos con un poco más de detenimiento, vemos que esos bellos cuerpos carecen en realidad de cuerpo, ese espléndido triunfo no tiene un sostén real; esa belleza es el émulo de la criatura del Dr. Frankenstein, que juntó los mejores pedazos, para armar su amado muñeco cargado de vida.

Esto ocurre porque en ellas ha sido censurado el pensamiento que, a nuestro entender, se basa en la mirada sobre sí. La autocrítica.

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: